Skip to content

Diez equipos y una carrera plagada de ilusión

Carlos Cuéllar . 7-septiembre-2017

Este año comienzo una nueva temporada y un nuevo reto: he fichado por el Kiryat Shmona, el décimo club de mi carrera, que se dice pronto.

Echando la vista atrás, me acuerdo de cómo era yo mismo cuando jugaba en el Calahorra o el Numancia, hace ya muchos años. Y la verdad es que siento ese mismo gusanillo que te dan los nervios antes de cada partido. Conservo la ilusión, aunque también he ganado tranquilidad.

Eso lo da la experiencia. Siempre me ha gustado hablar en todos los vestuarios, dirigir de alguna manera, y ahora lo hago más. Tengo ese papel en el equipo y lo asumo con gusto. De hecho, antes de los partidos intento hablar con todos los compañeros; les recuerdo su rol y les tranquilizo. Les animo y les ayudo a redirigir esa adrenalina previa por el buen camino.

Eso sí, me cabreo igual en las derrotas, aunque soy más crítico a la hora de analizar los partidos. He aprendido a transformar en trabajo esa rabia que no te deja dormir tras una derrota. Y ahora la euforia es más relajada, creo que llevo mejor los halagos.

En general, me siento mejor a nivel físico. No me arrepiento de nada de lo hecho, pero cuando empezaba hubiera sido bueno añadir más fruta y verdura a la alimentación para salir de la rutina pasta-pollo.

Ahora un breve y cariñoso repaso a los clubes por los que he pasado:

1. Calahorra. 

Fue mi primera experiencia en el fútbol profesional y conseguimos algo histórico para el club, clasificarnos para la fase de ascenso a Segunda. Era muy joven y mucho de un vestuario muy humilde.

2. Numancia.

En Soria di un salto más en mi carrera. Entré en un vestuario más profesional y me dieron la oportunidad de jugar con regularidad en Segunda división. La confianza que me dieron me sirvió para cumplir mi sueño poco después. Osasuna se fijó en mí y pude debutar en Primera división.

3. Osasuna.

Tuve la oportunidad de vivir una de las épocas doradas de Osasuna. Es un club que siempre llevo en mi corazón y que se dio la oportunidad de dar el salto más importante en mi carrera deportiva. Logramos clasificarnos para la previa de la Liga de Campeones, jugamos la final de Copa del Rey y completamos una gran UEFA en la que perdimos las semifinales contra el Sevilla.

4. Glasgow Rangers. 

Mi primera experiencia fuera de España no pudo ser mejor. Desde el primer día noté el cariño de la gente y dentro del terreno de juego las cosas salieron casi a la perfección. Ganamos la Copa y la Copa de la Liga y nos quedamos a un paso de levantar la UEFA. El Zenit impidió que consiguiéramos un título internacional. Además, a nivel individual fui nombrado mejor jugador de la Scottish Premier. Allá por donde he ido, nunca he dejado de seguir al Rangers.

 5. Aston Villa

Los cuatro años que pasó en el Villa fueron un sueño para mí. Es cierto que sufrí a veces con las lesiones, pero me quedó con todo lo bonito que conseguí en el Villa Park, un estadio mítico del fútbol mundial. La pena fue no sellar el pase a la Liga de Campeones cuando nos quedamos a las puertas, pero tuve la oportunidad de vivir una Carling Cup ante el Manchester United y me llevé el cariño de una afición que me apodó ‘King Carlos‘. Sin lugar a dudas, seré un ‘Villano‘ de por vida.

6. Sunderland

En el Sunderland una lesión de cadera no me dejó disfrutar lo que yo hubiese querido de toda mi estancia allí, pero me quedo con poder ayudar al equipo en lograr la salvación en las dos campañas que vestí su camiseta y en la final de la Capital One Cup que jugamos contra el City. Comenzamos ganando, pero no pudimos doblegar a un equipo plagado de estrellas.

7. Norwich

Después de tantos años en el fútbol británico, era el momento de afrontar otro reto, ascender con el Norwich a la Premier League. La Championship es una competición muy complicada, con muchísimos partidos y con un alto nivel, pero conseguimos el objetivo y disfrute muchísimo de una afición tan fiel como es la del Norwich.

8. Almería

Afronté el reto de volver a España con muchísima ilusión. Después de tantos años fuera de casa tenía ganas de volver a vivir el fútbol español y finalmente, lo cierto es que fue una temporada algo complicada. Las cosas no salieron como esperaba. Eso sí, al final conseguimos salvarnos y aprendí mucho en una situación que no había vivido hasta entonces en el mundo del fútbol.

9. Maccabi Petah Tikva

Jamás me habría imaginado que iniciar una aventura en Israel iba a ser una decisión tan acertada en mi vida. Llegué a un club con muchas ganas de crecer y a un lugar totalmente nuevo para mí, pero me encantó lo que me encontré desde el primer minuto. El estilo de vida se adapta al cien por cien al mío, conocí sitios espectaculares en esta parte del mundo y sobre el campo logramos entrar en el playoff por el título, algo con lo que ni se soñaba al comienzo de la campaña.

10. Kiryat Shmona

Tras un año de experiencia en Israel mi idea era seguir viviendo esta experiencia y tengo que agradecer al Kiryat Shmona que haya confiado tanto en mí. Afronto un año con mucha ilusión y con la idea de disfrutar sobre el terreno de juego. Somos un equipo muy joven, aunque yo subo un poco la media, y es un reto ayudar en todo lo que pueda para conseguir algo importante. A estas alturas, quiero disfrutar el día a día del fútbol, pero también sigo siendo muy ambicioso, por lo que ¡¡prometemos dar mucha guerra!!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
No hay comentarios todavia / No comments yet

Dejar un comentario /Leave a Reply

Nota: XHTML permitido. Tu dirección de emailno será publicada.
Note: XHTML is allowed. Your email address will never be published.

Seguir comentarios por RSS / Subscribe to this comment feed via RSS

    Carlos Cuéllar Sitio web oficial © 2017
    Facebook Twitter Instagram You Tube RSS    ImagoSport