Skip to content

Una línea ascendente que no queremos torcer

Carlos Cuéllar . 21-abril-2016

Al igual que cuando estábamos en puestos de descenso no dábamos todo por perdido, ahora que estamos fuera no nos confiamos y sabemos que queda mucho camino por recorrer. Restan ocho jornadas para el final de la temporada y somos conscientes que no nos podemos relajar. Cualquier fallo lo podemos pagar muy caro y ahora es el momento de tomar distancia con nuestros perseguidores.

El próximo domingo disputamos un encuentro clave para lograr nuestros objetivos ante el Bilbao Athletic. El filial del Athletic es un rival directo y por ello tenemos que estar más juntos que nunca para demostrar estamos en línea ascendente y sólo queremos verles desde el retrovisor.

Además de todo el aspecto deportivo que rodea a la cita, no hay que olvidar que el choque se ha declarado como el partido de la solidaridad. El club llevará a cabo una bonita iniciativa y destinará parte de lo recaudado por las entradas al Banco de Alimentos. De esta forma, todo aquel que venga al estadio podrá echar una mano tanto en el aspecto deportivo como a los más necesitados.

Fuera del descenso 28 semanas después, lo cierto es que la semana de trabajo se vive de distinta forma. Mientras el trabajo y la intensidad sigue siendo máxima, lo cierto es que la confianza de cada jugador es mucho mayor. Nos hemos quitado un peso importante y parece que las piernas pesan menos. Los nervios de otras ocasiones van desapareciendo y todo ello se debe reflejar en el terreno de juego.

Antes de despedirme no me quiero olvidar de dos que llevo en el corazón y a los que sigo muy de cerca. Empiezo por la alegría que siento por el regreso del Glasgow Rangers a la Scottish Premier y por la victoria en el último Old Firm. Se trataba de las semifinales de Copa y los penaltis inclinaron la balanza a favor del Rangers. No hay mejor forma de regresar la máxima categoría que luchando por un título. Ahora toca completar el trabajo en la final ante el Hibernian. Ojalá todos los que amamos al Rangers podamos llevarnos una alegría tras tanto tiempo sufriendo por la situación del club.

La parte triste fue el descenso del Aston Villa. Tras una temporada más que decepcionante, era cuestión de tiempo que se consumara lo sucedido. Más allá de mis sentimientos personales sobre un club que me dio todo, es una auténtica pena que una institución histórica como la de los ‘Villanos’ atraviese esta situación. Abandona la Premier League uno de los clubes fundadores y que nunca había descendido desde entonces. Desde aquí quiero mandar todo el ánimo del mundo a sus aficionados y desear que el club regrese lo antes posible al lugar que se merecen sus seguidores. Sin lugar a dudas, la institución y sus fans siempre serán de Premier League.

Finalmente, sólo quiero agradecer un día más las muestras de cariño que me llegan a través de las redes sociales y desde otras muchas vías y resaltar el hecho de que este grupo va a dar todo para cumplir los objetivos en estas últimas jornadas ligueras.

No hay comentarios todavia / No comments yet

Dejar un comentario /Leave a Reply

Nota: XHTML permitido. Tu dirección de emailno será publicada.
Note: XHTML is allowed. Your email address will never be published.

Seguir comentarios por RSS / Subscribe to this comment feed via RSS

*

    Carlos Cuéllar Sitio web oficial © 2019
    Facebook Twitter Instagram You Tube RSS    ImagoSport